LA IMPORTANCIA DE LAS AVES EN LA MÚSICA COLOMBIANA -
Paula Alvarez Tovio

           El cantar de las aves es más complejo de lo que parece. En su mayor parte solo lo hacen los machos; cada uno posee un estilo propio dentro del amplio repertorio musical, lleno de fraseos.

Entre las aves se maneja un sistema de comunicación donde el macho controla territorio con sus trinos,[1]al tiempo que pregona entre las hembras sus grandes capacidades de cortejo.

 Nuestros ancestros desarrollaron un complejo lenguaje articulado, cuyo principio consistía en cantar una primitiva música que se componía de ritmos y sonidos producidos para imitar, inconscientemente, el canto de  las aves. Solo que nosotros le añadimos algo exclusivamente humano: la sensibilidad.

Es por este motivo que, a través de los siglos la capacidad musical de las aves no ha pasado desapercibida para los músicos y compositores, quienes  llegando a sentir tan intensa inspiración han incluido dentro de su música los sonidos del canto aviar al utilizar instrumentos musicales que las imitan o incluyendo propiamente sus cantos. Cómo vemos en algunos ejemplos de grandes compositores como Vivaldi que dedicó un concierto al Jilguero; Haendel por su parte, un concierto de órgano al Cuco y al Ruiseñor; Beethoven en su 6ta sinfonía presentó varias especies de aves, dónde en el segundo movimiento se puede escuchar al Cuco que suena desde un clarinete; Oliver Messiaen quien era un compositor y al mismo tiempo ornitólogo, en sus viajes acostumbraba a prestar atención a cuántas aves escuchaba y transcribir fielmente sus cantos. Dos de sus obras más notables son Le Merle noir Y Réveil des oiseaux.

De esta manera observamos qué tan importantes han sido las aves para nuestra música y como han pasado de generación en generación.

   Para Colombia que ocupa el puesto número uno en variedad de aves, con más de 1921 especies. Muchos de nuestros músicos han sabido aprovechar este privilegio al incluirlas también en su música. Así, haciendo un recorrido al pasado en los pueblos originarios, para el caso de los Zenú, las ocarinas[2] en su mayoría representaban especies de aves y en mejor medida anfibios, reptiles y peces. Esa filiación por las aves es denotada por Legast Anne (1980)[3]. Quien revela que casi el 90% de las piezas descubiertas en territorio Zenú fuesen de oro o cerámica corresponden con un perfil de Ave.

En la sierra Nevada de Santa Marta dónde destacan los sonidos de más de 350 especies de aves, existe un tema inspirado por el Colibrí, interpretado por los Arhuacos[4] llamado Kumuchikayu[5], un ritmo netamente milenario y que aún se preserva en la historia.

En la actualidad seguimos encontrando  algunos ejemplos dónde podemos apreciar como son utilizadas las aves como fuente de inspiración. En Colombia, tenemos el caso de Simón Mejía de Bomba Estéreo que representa su proyecto personal, Monte; tomando como referente el canto de las aves, pájaros y sonidos de la naturaleza que por un buen tiempo ha logrado grabar en las diferentes regiones colombianas, Mejía hace uso de su experiencia en el manejo de los Beats y la electrónica para hacer dialogar ambos mundos, Mirla es su primer álbum.

The Birders un documental para promover la cultura de las aves y la música en Colombia, presenta a Precolomba, Getto Kumbe, Mucho Indio, El Leopardo y Frente cumbiero que hacen parte de la banda sonora del documental, utilizando el canto de las aves como guía para este proyecto.

Las aves fueron, son y seguirán siendo una fuente de gran inspiración y eje de gran importancia para la música, son ellas mismas las que a través de sus cantos nos invitan a cuidarlas, apreciarlas y preservarlas para que sigan enriqueciendo así nuestras melodías.

 

Aqui te dejamos algunas musicas para disfrutar de los cantos de las aves en las musica Colombiana 👇🐦🦚🦅

[1] El trino es un adorno musical que consiste en una alternancia entre dos notas adyacentes.

[2] Instrumento musical

[3] Legast, Anne. La Fauna en la orfebrería Sinú. Banco de La Republica, Bogotá. 1980. P, 113.

[4] Pueblo amerindio de la Sierra Nevada de Santa Marta

[5] Kumuchikayu en idioma Arhuaco

También te puede gustar: